NO, PEDRO, EL PUERTO DE MALPICA NO ES SEGURO

QUIÉN ES PEDRO

Ya lo habréis averigüado: el Pedro del que hablo es Pedro Pérez Martelo, patrón mayor de la cofradía de pescadores de Malpica. Que el puerto de Malpica es seguro es algo que dijo en una entrevista en Radio Nacional, que alguien me pasó por Messenger. Podéis escucharla en la siguiente grabación:

Ya véis que lo ha dicho. Como dice el locutor y él confirma, “así de rotundo”. Bueno, luego excluye la dársena, diciendo que tiene un problema que se arreglaría con la extensión del dique. Me gustaría decirle algo a D. Pedro, al que conozco desde hace muchos años (aunque a lo mejor él no se acuerda, si tenemos en cuenta las dos veces que le mandé una petición de contacto en Facebook, sin recibir respuesta en ninguna de las dos ocasiones:

– No, el puerto de Malpica NO ES SEGURO. ¿O es que te olvidas de que murió una persona dentro, muerte causada por las corrientes (dondequiera que esas corrientes provengan), según el informe del CIAIM? La dársena es parte del puerto, ¿o no? ¿Qué hay del incidente de Los Tonechos años atrás, o el del otro día con el Abelán? ¿Se te olvidó ya cuando un pesquero se quedó enganchado a una escalera, la cual tuvo que ser cortada en 2019? ¿Y qué hay del Villar Blanco, que tuvo que esperar dos horas con una vía de agua debido a la falta de calado? O las olas que rebasan el dique en días de temporal? Y no, la dársena no tiene deficiencias como otros puertos. Verás: los puertos no se construyen con deficiencias. Deficiencias son la excepción, y no la norma. Si hubieses dicho que Hannibal Lecter es una buena persona, aunque bueno, tiene defectos como todos las demás personas, no hubiese notado la diferencia, me hubiese sonado igual de estúpido. Porque a ver, ¿no te están entrevistando debido a las condiciones de seguridad del puerto? ¿A qué viene el quitarle hierro? ¿Qué beneficio saca nadie en el pueblo con tu respuesta? Te lo voy a decir: nadie.

– Dices que entiendes que cuando se hizo el travelling en la dársena se hicieron estudios y debieron salirle mal. Déjame decirte algo: eres muy mal entendedor: el informe del CIAIM es claro al decir que no han encontrado ningún estudio realizado al efecto. ¿O es que, al igual que mis invitaciones en Facebook, no has leído el informe?

– En algo estamos de acuerdo: el problema de la dársena está en la entrada y la salida. Aunque tu explicación es insuficiente: ¿por qué no explicaste la razón de que la corriente vaya en una dirección u otra (marea subiendo o bajando)?

– No, el problema de la dársena no se arregla extendiendo el dique. No voy a repetir cuál es el problema: puedes leerlo en mi otro artículo. Lo que sí te diré es que cuando dices que “nosotros pensamos…” te aseguro que no lo hacéis, quienquiera que sea ese “nosotros“. Cuando hablas de los barcos de Calvo, y que si cuando iban a entrar esos barcos cómo no van a estar bien los barcos más pequeños, te olvidas de un insigbificante detalle: los barcos grandes no entran en la dársena. O sea, que lo que es bueno para los barcos grandes no necesariamente beneficiará a los más pequeños (no estoy diciendo que les perjudique, pero tampoco les beneficiaría, porque una prolongación del dique no solucionará el problema. Y tú eso lo sabes bien: una vez más, lo importante son los tarrafeiros, y a los otros barcos que les den, ¿no es así? Dime a la cara que crees realmente que una extensión del dique arreglará ésto:

Y déjame decirte algo más sobre esas corrientes… Hace dos días tuvimos una oportunidad de oro para comprobar mi teoría: a diferencia del resultado del CIAIM, mi teoría es comprobable. Pero claro, se necesita voluntad para hacer la prueba, y una autoridad que no poseo. Tú poseías la segunda, pero parece que no tenías la primera. Y es una pena. Pero déjame darte un dato que no tenía cuando escribí mi artículo: una de las preguntas que me hacía era a qué hora se había abierto la compuerta. Y he encontrado un dato que me da una buena aproximación de la hora. Cuando se contrató el servicio, se pedía un horario mínimo, del cual la subcontrata ofreció una extensión (la cual le dió los puntos extra que le hizo ganar el contrato). Las dos tenían la misma hora de apertura de puerta: 4 de la mañana, excepto si la marea está baja, donde se retrasará dos horas su apertura. En el momento del accidente del Silvosa, la marea hubiese bajado 45 cm.. si las puertas estuviesen abiertas a las 2:05 AM, que es cuando la marea empezó a bajar. Así que volviendo a las corrientes, ¿tú que crees que pasa cuando se abre una puerta que divide dos masas de agua que tienen 45 cm. de desnivel entre ellas? ¿Resonancia, como dice el CIAIM?

Y ésto viene a lo que también decía en mi anterior artículo, aunque lo expresé mal: la puerta de la dársena sí es una esclusa. Y las esclusas están diseñadas para abrirse cuando el nivel de agua es el mismo en los dos lados. ¿Por qué? Supongo que ya es obvio a estas alturas: debido a que la corriente de agua sería peligrosa de otro modo. Te lo digo yo, que he estado en esclusas de todos tipos alrededor del mundo. Imagínate lo que ocurriría en un dique seco si en vez de meter agua a través de bombas, abriesen la puerta del dique cuando quisiesen reflotarlo… Las puertas están ahí para proteger a los barcos durante un temporal, no para abrirla a una hora fija, independientemente de la diferencia de alturas. Cuando el temporal acaba y se espera que los barcos vayan a faenar, las puertas deben abrirse cuando la marea (sea alta o baja) esté en su máximo punto, para que así la dársena, que ya tiene un problema de capacidad de descarga, no empieze retrasada con respecto a la altura de marea reinante. ¿Quieres ayudar a resolver el problema? EMPIEZA POR AHÍ.

Lamento el tener que ser duro contigo en este artículo: sé que recientemente mis hermanas te agradecieron tu apoyo. Me imagino también lo difícil que debe ser el regir una cofradía compuesta por unos pocos con un montón de poder (tarrafa) y otros que sólo protestan en los bares, y nunca cuando importa. Entiendo que pelear sólo es una tarea dura, y simpatizo contigo más de lo que imaginas. Pero por otro lado, estás ahí por voluntad propia, nadie te obliga. Y espero que a partir de ahora entiendas que un líder (y tú, como patrón mayor, estás obligado a ser uno) no mantiene su liderazgo diciendo que sí a los que mandan, y creer todo lo que dicen, sino defendiendo los intereses de los que están a su cargo, a menudo a pesar de esas mismas personas.

Mis hermanas han renunciado a seguir, y yo he hecho lo que he podido para traer luz al problema. La antorcha, pues, está en tus manos ahora. De tí depende usarla para dar claridad a esta situacíon, o para quemar todos lo que ellas y yo hemos hecho. Depende de tí ahora.

Leave a Reply

Your email address will not be published.